sábado, 21 de julio de 2007

PALABRA VULGAR


Quisiera sacarte de tu esclavitud,
de ese desierto blanco en el que habitas
con toda tu mugre.

Quisiera que entendieras
y dieras a entender tu sucia
prostitución.

Quisiera nombrarte
para que llevaras tu vida
a todos los oídos,
tu nomadismo lingual,
tu asalto, tu ofensa.

Quisiera arrancarte
y decirte naturalmente,
sin miedo, sin armas.

Decirte y que fueras reconocible
en mi verso llano y virgen.

Y entonces olvidar si eres
o no eres bella o lo fuiste,
para explotar tu fuerza,
tu ansia, tu verdad dolorosa.

Y todo clamando entonces:
¡oh, palabra vulgar!

No hay comentarios: