martes, 3 de febrero de 2009

HAY QUE SER VALIENTE PARA QUERER A PIZARNIK

Aunque pocos lo saben, nació llamándose Flora, y claro está, en primavera.

Cuando uno descubre a Pizarnik piensa que, tal vez, venía de otro mundo. Cuando intentas adentrarte en sus letras piensas que ese otro mundo habitaba en ella. Y cuando bebes de su sangre entiendes que ella era un mundo. Un mundo que no se sostenía en el carbono ni en el agua.
Un mundo con su civilización propia y sus leyes (o no leyes), un mundo con su clima y su espacio, su viento y su mitología. Un mundo cuyo único alimento fue la poesía; cuya única tormenta fue la poesía; cuya única existencia fue la poesía. Un mundo que no se entiende totalmente desde este otro mundo. Un mundo con muchos siglos porque todo iba tan deprisa como el corazón de un colibrí. La noche y el día pareciera que tornaran cada dos minutos, amor y desamor cada cinco; cada cuarto de hora una guerra y cada veinte minutos un parto y así gira que te gira como una bicicleta panza arriba.

Hay que ser valiente para querer a Pizarnik. Su poema es un revólver. Tiene la intensidad y la tardanza del segundo que precede a la presión del gatillo; y la certeza y contundencia de un impacto de bala.

No sé si el Dios creador de todo lo que existe es el mismo del mundo Pizarnik, pero de ser así he de decir que su muerte es, sin lugar a dudas, uno de sus múltiples fracasos; no así su sufrimiento... que no fue en valde.

El 25 de septiembre, mientras pasaba un fin de semana fuera de la clínica psiquiátrica donde estaba internada, muere de una sobredosis intencional de Seconal.Escrito con tiza en el pizarrón de su cuarto de trabajo podía leerse: "criatura en plegaria/ rabia contra la niebla// escrito/ en / el/ crepúsculo// contra/ la / opacidad// no quiero ir/ nada más/ que hasta el fondo// oh vida/ oh lenguaje/ oh Isidoro// septiembre de 1972.

18 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que lástima que esas genialidades de personas mueran de esa forma tan trágica y solitaria. En verdad que ese mundo que la llevo a la muerte no es lo que el Dios creador de todas las cosas deseaba.

Al final para ser genio hay cierto halo de locura, el problema es cuando se llega al extremo.
Saludos

Ps: ¿Y tu bello hijo aún creciendo para nacer?

Zully Ellyane dijo...

Absolutamente todos los genios sufren descomunalmente para poder ser genios....

Que triste realidad....

Saludos!

PD: Que bueno saber de ti. =)

Diana Laura dijo...

Bueno, bueno, ¿para qué recordar hechos del pasado aunque sean realmente fantásticos, prueba de lo que podremos ser algún infame día, que solo deprimen el cuerpo y el alma?

La música da un... Da un ligero atisbo de la realidad. Un excelente complemento, Jesús.

Hasta luego!

GABU dijo...

JESÙS... Con èste homenaje a ALEJANDRA se me erizò la piel!!!

Hay un fragmento que escribiò,en el que realmente me conmueve el alma desde lo màs profundo...

Espero no te moleste que te lo comparta en tu espacio JESÙS...

Dice asì:

"…y nada es promesa entre lo decible que equivale a mentir...
(todo lo que se puede decir es mentira)
El resto es silencio…
Sólo que el silencio no existe!
...no, las palabras no hacen el amor,hacen la ausencia…
Si digo agua ¿beberé?
Si digo pan ¿comeré?
Lo que pasa con el alma es que no se ve!
Lo que pasa con el espíritu es que no se ve!
¿de dónde viene esta conspiración de invisibilidades?
Ninguna palabra es visible…
La sinceridad absoluta continuará siendo lo imposible!
Es tan lejos pedir…
Tan cerca saber que no hay!"


P.D.:Adoro a esta mujer absolutamente atemporal!!!


¡¡¡ MILES DE GRACIAS JESÙS POR ÈSTE HOMENAJE !!!

BESITOS DESDE EL CUORE ♥

Gizela dijo...

Lindo homenaje
Hay tristes estadisticas, refrendadas por psicólogos, que dicen que las mas alta tasa de suicidios de escritores, se encuentra entre mujeres poetas.
En un mayor porcentaje que de hombres poetas.
Y los poetas en general, tiene la triste estadística de tener la mayor tasa entre escritores de otros géneros.
Y cuando observamos quienes de los grandes han abandonado las ganas de vivir de su mano, observamos en sus poemas, demasiada alma tangible, tanta, que tal vez no lograron aguantar la caricia constante con las realidades humanas.
Un abrazo

Pablo dijo...

la vida jesús, la vida.
escribes y describes cada vez mejor.
Un placer venir por aqui

MORGANA dijo...

Cortázar la llamaba "bichito", y así la siento yo, como un bichito dentro de mi, adoro a Alejandra, una de las mujeres que más me han marcado en mi vida y continua haciéndolo. leerla es abrazar el infinito.

Ana Belio dijo...

Pues reconozco que no la he leído, pero no por desconocimiento, alguien me dijo una vez que para leerla había que estar preparado...no sé creo que ahora puedo empezar a conocerla.

Es muy grato un domingo leerte, con la música de tu espacio.

Feluz día Jesús.

Diosaoasis dijo...

Todo poeta vienen de otro mundo del mundo del arte, con sus laberintos que solo los entiende cada uno y finalmente nos comunican cosas bellas.

Alodia dijo...

La verdad es que no he leido nada de esta poeta; pero es cierto que hay muchos creadores o artistas cuyas vidas son realmente trágicas y tristes...Un saludo.

bellota_b dijo...

Muere ahogándose en sus letras.

Tanta pasión a ella ,me hizo ahondar mas de su escritura.


cariñuuus desde Chile!

Carmen dijo...

Precioso homenaje a un genio que sin duda sufrió mucho.

Un besito y me ha encantado la entrada de hoy

fgiucich dijo...

Siento admiración por su poesia. Abrazos.

Carmen dijo...

paso de nuevo por aquí para desearte un buen fin de semana.

Un besito!

Tara dijo...

por qué será que algunos grandes genios sólo encuentran su liberación provocando su muerte?

Ka-tica dijo...

ese aire de locura es la que vuelve genios a esas personitas que a veces llegan a cruzar nuestra vida!!!

hay q ser valiente para amar a una persona tan eterea!!!

El éxodo dijo...

Única, Alejandra. Y magnífico tu texto reflejándola.

¿Te importaría que lo reprodujese en mi blog?

Abrazos.

Soledad Sánchez M. dijo...

trata de "la soledad de Bruto", los últimos instantes previos al suicidio. Tanto Pizarnik como Plath dejaron entrever su universo -brutal- y su tormento interior (víctimas ambas de enfermedades mentales) se tradujo en unos magníficos versos rotos.

Contradigo a Zully, pues afortunadamente no todos los genios deben sufrir para crear, ni su vida ha de ser necesariamente tormentosa.

Me quedo con el homenaje a Alejandra, como poeta y como mujer. Y me quedo con su soledad última, porque de ésa sí que hemos sentido todos algún pellizco.

Un beso.

Soledad.