sábado, 16 de enero de 2010

DOLIENTE VIDA DE UN COBARDE

Primero fue insultado por un amigo,

no quiso agachar la cabeza.

Descepó la amistad de su vida

como quien sin tambalear

se quita una postilla,

sin dolor.


Fue abandonado por su primer amor,

cerró los oídos a todas las canciones

de aquella historia,

dejando sorda para siempre

a la memoria

y siguió adelante.


Vió morir a sus padres

sabiendo que nunca más los vería

pero no quiso abrir la puerta

a la ira.

Ésta y la frustración

llamaban insistentemente

como un cobrador de morosos.

Se hizo fuerte

y no abrió la puerta nunca.

Quemó las fotografías

dejando ciego al recuerdo.

Tampoco lloró aquel día.


Sin conocer París todavía

llegó su primer hijo.

Nació hermoso

como un amanecer quemado

por los naranjas y rojos

de un cielo regalado.

Se lo pusieron en los brazos

lo miró a los ojos,

le palpó las manos,

los dedos de plastilina,

la piel amoratada

los labios de golosina.

Olor a jabón y sangre.

Lo miró mucho

pero ya era tarde

y no sintió NADA.

20 comentarios:

Steki dijo...

Ayyy, Dios, tremendo!
Beso para ti y buen fin de semana!
STEKI.

Mercedes dijo...

¡Uf! Como dicen en mi tierra: "Aquí hay mucha tela que cortar". Muy hermoso poema, pero desgarrador. Que cierto es que, muchas veces de tano ahogar el corazón para no sufrir, terminamos no sufiendo ni gozando de nada. Este es el precio de negar el dolor, es un arma de doble filo.
Muy bueno. Me gustó leerte.
Un abrazo.

Isabel dijo...

Muy bueno el poema, muy duro, porque describes el triste vacio de un alma.
Besos

Malena dijo...

Enhorabuena por lo que han escrito sobre tu obra, creo que te hacen justicia.

Mil besos y mil rosas.

salvadorpliego dijo...

Fuerte e impactante ese cierre.
Tienen fuerza tus versos.


Un placer leerte.
Saludos.

Alodia dijo...

¡Qué fuerte! que vida tan triste sin darse cuenta de todos los sentimientos y sensaciones que ha podido experimentar. Un abrazo.

Silencios dijo...

Desgarrador poema con miles de texturas en sus imágenes, aunque reconozco que algunas son bellas.
Mis felicitaciones Jesús

Besos siempre

El Gaucho Santillán dijo...

Buenìsimo.

"La decepciòn, se adueñò de su vida,/ y fue en su pecho, desgarro tierno,/no viò florecer su semilla,/con tiempo, no la echò de menos...."

El poema es duro, pero muy cierto. A veces, la vida no te deja otra opciòn que endurecerte.

"Cuando ni amantes amigos, ni terribles enemigos,/puedan hacerte daño, seràs un hombre..../hijo mìo!"


Saludos

peyote dijo...

No se si agachar la cabeza sea buena idea, es bueno ir, seguir girar palabras y darle tiempo.

saludos.

¿Hay algo calentando por ahí?
¿Es decir, algo caliente?
¿Qué tipo de calentura?

a.- corporal
B.-sentimental

c.- Política.
[17:14, hora Boliviana]; nuestro gobierno planea cobrarle un impuesto por estar ahí derrochando dinero y no adorando al dios sol; el dios y sus representantes tienen un festín al parecer el menú tiene algunas falencias:
Oposito ahumado.
Ensalada china digital legislativa.
Mandarina superficial de postre.
Copy paste.-
http://www.youtube.com/watch?v=ZxxezAy46Y4

Mina dijo...

¡Cuanta intensidad! es verdaderamente un cúmulo de emociones lo que robaron de mi alma tus letras, excelente escrito, encantada de disfrutarlo.
Besos y sueños

Cecy dijo...

y así no llega hacer historia.
Un duro poema.
Un gusto leerte.

Besos.

La candorosa dijo...

Apagarse y dejar de sentir, es la reacción habitual de quienes han sufrido y temen volver a padecer dolores de alma!!!

Aprender a vivir, sabiendo que las penas pasan, pero lo bueno ¡¡siempre encontrará espacio en nuestro corazón!!

Excelente texto, pues refleja lo que tantos humanos padecen en la actualidad!!!

Saludos!

dama dijo...

Menos mal que hoy hace sol...

Nikté dijo...

Este poema es tan real que asusta.
No se por qué he visto en ti un cambio y me gusta si te soy sincera.

Hay muchos hombres que dejan de llorar, aún cuando es necesario, por que lo es.

Yo cada vez lloro menos.

Ays, espera

Voy a buscarte un "poema" que escribí hace mucho.
Yo no se escribir poesías, asi que mis disculpas de antemano.
Ahora te lo doy

Nikté dijo...

Cada vez lloro menos en las despedidas
a veces ni eso
y es que debi volverme una cabrona
de mucho renombre
de tanta cornada impúdica
A veces me lamento
de ser yo la que la encesto
y entre tantos adioses
la tácita alegría de los reencuentros
y si no es así
y si se hace proclive a lo permanente
a veces
ni tan siquiera eso



Nikté



PD: Ya ves porque entendí tan bién tu poema.

Un fuerte abrazo

Flor. dijo...

Brutal.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que lluvia de emociones y de experiencias refleja este bello poema y la venida de un hijo y el final de la vida, desata demasiadas emociones.
Saludos

María Cristina dijo...

Increible post y la verdad un placer volverte a leer, saludos y que sigas cultivando este amor por la poesia

Conversaciones de todo dijo...

Mucho Gracia por tu visita Miguel Por tu visita, estoy en Caracas con mi sobrinos, morochos.

Atenea dijo...

Hacia mucho tiempo que no me pegaba en la cara con la cobardia! Saludos