viernes, 16 de abril de 2010

CARTA LENTA

Os entrego este poema, incluido en mi libro "De Marzo y otros Colores", espero que os guste.

CARTA LENTA

Disculpe que me atreva

a robarle un segundo.

No soy un raptor

ni un carterista,

no soy un delincuente

ni un banquero.

Creo que estoy más cerca

de la mendicidad

que de la sisa.

Disculpe, decía, que me atreva

a pedirle humildemente

que me dedique un minuto.

Lo que quiero ofrecerle

es algo totalmente gratuito.

No está sometido

a sorteo público o privado,

ni tiene ninguna condición

sine qua non.

Es sencillamente suyo

y por eso solicito,

y disculpe de nuevo,

una hora de su tiempo,

que adivino es de oro

como el de todos nosotros.

Sólo necesitaré que un día

deambule usted por mi espacio,

que de modesto clama

a quitarse la ropa

y a dialogar despacio,

y en sólo un mes, si me apura,

acabamos con este asunto.

Venga, que allí tengo un año

perdido de su memoria.

Y creo que va siendo hora

de devolverlo a su dueña.

Entendería, sin embargo,

una leve negativa,

sujeta de alguna forma

a posibles negociaciones.

Disculpe que me atreva

a robarle, decía,

una vida entera

y lo que venga después.