miércoles, 5 de octubre de 2011

Tomando el fresquito.


Entre morirme pronto y bien
y morirme mal y tarde
me quedo contigo pensando
si me dejé o te dejaste.

Si te viniste o me vine
a vivir acompañado.
Entre pasar hambre y comer,
avejentar solo no es sano.

Entre violetas y cardos
y besos de madrugada,
yo mirando de reojos
entre Sevilla y Triana.

¡Hay que ver como se ha puesto
la niña de Mari Carmen!
¡Ay… si veinte años menos…!
¡Ay… qué mentira más grande!

-Paco,
¿te acuerdas de cuando yo estaba
así de fina y de moza?
¡Ay… cuando tú me mirabas
como lo haces ahora!

- Mari,
ya no es hora de más calle,
mete las sillas pa´dentro-
son muchos años viviendo
y se está yendo la tarde.

No hay comentarios: