sábado, 4 de febrero de 2012

JORGE LUIS BORGES

Hay personas que no debieran morirse nunca. Éste es el caso de Borges. Un hombre rebosante de sabiduría y bondad a partes iguales. Un hombre que no podía más que elevar el mundo desde su incomparable humildad. Un hombre que dio tanto a nuestra cultura y, por ende, a nuestra evolución que nos será imposible pagar la deuda. ¿Qué mal podría causar alguien tan generoso? ¿Por qué no ser eterno (de cuerpo presente, voz y prosa) entonces? He aquí uno de los mayores defectos de esta vida. Sea quién sea el que la creara, llámenlo azar, Dios, fuerza o lo que quieran, se equivocó. SE EQUIVOCÓ.


3 comentarios:

Hernando dijo...

Que gran verdad, añado Sabato . Lo cierto es que cuando veo sus videos en Youtube flipo. Supongo conoces a Galeano, es un gran hombre
Saludos

Estrella Altair dijo...

Me quedo en tu casa, pero me quedo por el post... anterior por ese en que bajas las persianas en el hospital y escuchas la música..

no tengo nada que imaginar.

para mi fue..

y fue la experiencia más fuerte de mi vida, la mejor..

es extraño que diga la mejor, verdad, bueno de las mejores..

y le ayude.. a pasar el transito y fui yo y alli estuve...

y me lo guarde en el corazón para siempre.. mio... nadie podrá arrancarmelo nunca..

y no fue una imaginación...

Un saludo de bienvenida

Marissa Tamayo dijo...

Borges fue sin duda un gran escritor y genio pensante. Pero no ha muerto, Jesús, sigue viviendo en sus libros, en sus ideas, y estoy segura que donde está ahora, sigue leyendo y escribiendo, pero desde otra perspectiva. Saludos,