sábado, 29 de diciembre de 2012

CORRE, CORRE...


Miras con los ojos que te dieron
entre la niebla impuesta por el ocio.
Gritas con todo cuanto tienes
con la péndula gota en la mejilla.
Corres con la huida en la etiqueta
del jersey violeta descosido.
Y no arreglas nada porque ellos se quedan.
Se quedan con todo cuanto hiciste,
se quedan con lo que dejas en el camino,
con tu mirada triste,
se quedan con aquello que soñaste
y no te atreviste nunca
se quedan esperando que te caigas
para reírse de todos nosotros
por eso quiero que corras,
quiero que corras hacia delante.
No te harán falta armas, no te preocupes,
recuerda que yo estoy contigo,
recuerda, no lo olvides,
que llevas tu corazón prendido.
Así que corre, corre y grita
contra todos ellos,
hasta que se queden tan sordos
que no puedan oír nunca la voz de la avaricia.
Grita contra aquellos que quieren robarte
el cielo de tus pecados,
las manos de tus padres,
los besos de tu adolescencia,
la vida de tus hijos,
la nota de tu canción.
Corre, corre y recuerda
que no te hacen falta más armas
que tu corazón prendido.
Corre y no olvides nunca
que yo estoy contigo.

1 comentario:

Lady_Celeste dijo...

!Hola,jesus!

Un día largo ha sido hoy para mi,leer tu poesía me ha dado impulso,ha merecido la pena acabar el día.
Hermosa poesia.Muchos besos.