martes, 5 de marzo de 2013

SI QUIERES...



Si quieres puedes seguir pensando en él o en ella. Si quieres puedes vivir en un eterno comienzo. Si quieres puedes coleccionar besos, citas, mensajes de móvil, mails, momentos memorables y jugar a compararlos, si quieres. También puedes volver atrás y esperarlo o esperarla en la puerta de su casa, por si sigue viviendo allí. Si quieres puedes aventurarte a llamar a ese o a esa que te pone nervioso o nerviosa. Si quieres y eres capaz, puedes coger la guitarra y escribirle una canción. Si quieres puedes mandarle flores o bombones. Si quieres puedes incluso prometerle el cielo y estirar las manos y alcanzarlo y ponérselo a los pies.  Si quieres puedes dar vía libre a tu corazón y quererlo o quererla con locura, con desmesura profunda y sin alivio. Pero cuidado, ten mucho cuidado. Antes de decidirte, piensa por un instante que él o ella pueden llevar toda una vida esperándote. Cuidado.

viernes, 1 de marzo de 2013

MI PRIMAVERA



Mi primavera llegó en Enero,
cuando las flores están dormidas.
Llegó en la noche con la tormenta,
cuando más corto es el día.

Mi primavera llegó en Enero
queriendo escuchar sonatas
de unos pájaros que del frío
con trémula voz cantaban.

Mi primavera era imprudente,
tan inocente e insensata,
que ignoraba que el estío
traería la desgracia.

Pronto llegó el verano,
atrás quedó la escarcha.
Mi primavera llegó temprano.
¡Gritadle que no se vaya!

Mi primavera se ha ido,
se escapó de mis brazos.
Mi primavera llegó en Enero,
no quiso esperar a Marzo.