viernes, 7 de agosto de 2015

CUENTO DE UN HOMBRE



Un hombre normal, que en su adolescencia no fue popular, que no se sintió nunca admirable ni deseado. Un hombre que fue madurando y adquirió ciertas dotes sociales, siempre en entornos festivos y, frecuentemente, embriagadores en sentido literal. Un hombre que aprendió el arte de la seducción vigorizado en ceños varoniles y gestos sugestivos. Un hombre que se enamoró muchas veces, pues su corazón remolcaba carestías afectivas. Que alcanzó su cenit alzando un brandy en mitad de un garito rodeado de su efímera comparsa, de su gente. Se sintió querido entonces, admirado, atractivo… feliz. Los años pasan, pasaron, como pasan para todos. Los treinta y tantos, los cuarenta. Cayó enero en la calle. Salió del trabajo, que ya no recordaba quien se lo proporcionó. No sabía como llegó hasta allí ni por qué. Se casó y ya no. Tuvo una hija y ya no. Sonrió y ya no. Un hombre al que le quedó la tristeza de un son, generalmente flamenco, de una copa… de un ¿qué pasó? ¿dónde y cuando se torció todo? Sin entender el camino torcido que emprendió hace tanto. Pues ese hombre se levantó un día, desnudo, las lágrimas descorchando los ojos, extrañando la luz...  y se fue a la calle, se alzaba abril. Desnudo caminó disoluto, acusado por las iris de los adultos. Y emprendió la carrera y rió, rió mucho, rió fuerte. Se rió de sí mismo y de todos. Y pensaron que había perdido la chaveta y nunca en su vida fue tan cuerdo. Y entonces volvió a casa y la llamó y le pidió perdón y le reprochó un par de cosas. Luego dejó el trabajo y buscó a su hija y la abrazó, se despidió de ella y nunca, nunca, nadie más supo de él. Ella duda, su hija lo quiere, sus amigos lo recuerdan y él, seguro, seguro, que es feliz.

5 comentarios:

chiki dijo...

Se te echaba de menos por estos lares!!! Como siempre eres capaz de describir lo cotidiano y transformarlo en poesía que llega al interior. Bravo maestro!!!!

chiki dijo...

Se te echaba de menos por estos lares!!! Como siempre eres capaz de describir lo cotidiano y transformarlo en poesía que llega al interior. Bravo maestro!!!!

Noa dijo...

¿Pero qué le pasó?Imagino que se desnudó y empezó a correr por los lugares, que por eso creyeron que perdió la chaveta. Y si lo recuerdan, es que ya no está... .

Me gusta como escribes.

banque psa finance sucursal en españa dijo...

Jesus eres un genio!!! me encanta como relatas cada publicacion...
Sos un genio que realmente da placer leeerte!!!
te felicito y seguiré hasta el infinito!!
besossss

Atencion al cliente Habitissimo dijo...

Me encanta el blog!
Felicitaciones por cada publicacion!!
Es genial ser parte!
besos