viernes, 6 de mayo de 2016

RAÚL ERA EL MARICÓN DEL BARRIO



Raúl era el maricón del barrio. Pero no siempre fue así. Raúl fue al principio el ojito derecho de su padre, el amor verdadero de su madre y un regalo del cielo para sus abuelos. Después fue un niño alegre y simpático. Un niño despierto y ágil. Más tarde un estudiante modelo, un fenómeno de las mates, un orador excelente y un dibujante sensible. También el cliente más educado que entraba nunca en la tienda de Amalia; el voluntario más amable de la parroquia del Padre Enrique; el mejor amigo de Isabel y de Francisco; aquel a quién las madres recomendaban a sus hijos que debían arrimarse; el que escribía a cada paso un futuro ilusionante. El orgullo de todos. Pero un día, Raúl, el bueno de Raúl, jugando al escondite coincidió en la buhardilla del colegio, con su amigo Francisco, a oscuras, y sin saber por qué, sin entenderlo del todo, Raúl le agarró la cara y lo besó en la boca. Y Raúl no sufrió tanto por la huida y la indiscreción de su amigo, ni por las consecuentes burlas de todos, burlas interminables hasta el resto de sus días, como por el rechazo inmediato de aquel que fuera el primer beso que se atrevió a dar en su vida. A partir de entonces todos juzgaban los gestos de Raúl, su tono de voz, el color de su ropa… Raúl era un buen motivo para hacer un chiste o una comparación. No importaba nada más de Raúl que su incipiente homosexualidad. Amalia lo miraba con sorna, la parroquia cerró sus puertas, Isabel no cogía sus llamadas, Francisco no existía, las madres de sus… de los demás prohibían a sus hijos acercarse a él. Raúl dejó de estudiar, no hablaba con nadie, ya no comprendía las ecuaciones ni nada de todo lo que ocurría a su alrededor, y no pintaba más que sus labios. Raúl arruinó su vida lamentando el día en que se escondió en la buhardilla del colegio y ni el alcohol ni las drogas lo aliviaron de nada. Raúl probó la muerte y sintió consuelo dejando la culpa asesina a todos sus vecinos. Pobrecita su madre.

11 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

En la actualidad las mentes mas abiertas han permitido a los seres abrir sus corazones ante la homosexualidad
Tanto en hombres como en mujeres
En realidad no es pobre Raul, pobrs son los que lo marginaron
Ebncantada de leerte
Saludos

Loli Salvador dijo...

Este relato demuestra el poco aprecio a la grandeza de una persona, a sus cualidades y belleza interior, la no aceptación a la complejidad de cada uno, la ausencia de dolor profundo por la tristeza de otro ser humano, y la falta de una educación respetuosa, que se aleje de la crítica y la maledicencia.

Un abrazo y feliz semana.

LAO Paunero dijo...

Raúl debe haber sufrido mucho no hay dudas de ello ni palabras que agregar a tu real relato.He conocido casos de personas que sus padres tomándolos a tiempo lo han llevado ante el médico el cual les hizo hacer lo que se llama DOSAJE HORMONAL, que es como una evaluación del desarrollo y los han podido ayudar oportunamente.Saludos afectuosos amigo.

Jesus Dominguez dijo...

Gracias a todos por visitar mi espacio y comentar.

Un saludo

Jo dijo...

la verdad es que uno se queja de nimiedades, cuando a veces tener una raza distinta, una condición social o alguna otra preferencia es casi "pecado" o un suplicio para sobrellevar en este mundo en que vivimos...

Miguel Pina dijo...

Hola Jesús.
En primer lugar, felicidades por tus letras, claras y cualificadas, un gusto poder leerte.
Respecto a la motivación del texto, muy de actualidad por desgracia, se siguen produciendo ataques por cuestión de preferencias sexuales, una verdadera desgracia.
Por suerte la sociedad también se va abriendo y cada vez este hecho se va normalizando un poco más, mi hija ha tenido algún profesor homosexual y la verdad es que ha sido aceptado por toda la comunidad educativa con la normalidad y respeto que se merece cualquier persona, ojalá cunda el ejemplo.
Saludos y gracias por tus letras.

Jesus Dominguez dijo...

Afortunadamente avanzamos en estos temas. Lástima que no lo hagamos al ritmo que deberíamos.
Gracias por tu visita. Considérate en tu casa.

Jesus Dominguez dijo...

A pesar del siglo en el que vivimos.
Un saludo y gracias por venir.

LAO Paunero dijo...

El camino de juzgar es el mas cómodo pero el menos indicado amigo Jesús, me ha gustado mucho tu relato. Muchos saludos.

Noa dijo...

¡Hola Jesús! Por fin después de tanto tiempo te puedo leer de nuevo. Me gusta mucho tu pequeño texto, yo personalmente tengo amigos que han pasado por situaciones parecidas, y me duele el alma que esas cosas todavía sucedan.

Un beso,

Noa

Jesus Dominguez dijo...

Gracias, Noa. Es lamentable que a estas alturas todavía estemos en este punto. Pero seguro que poco a poco iremos avanzando y comprendiendo mejor todo esto.

Un beso