lunes, 17 de octubre de 2016

PEDRO Y SU FE


Pedro era huérfano, no creía en Dios, ni creía en la iglesia, pero estaba católicamente bautizado. Hizo la comunión y siempre recordó la recepción de regalos como uno de los momentos más grandes de su infancia. En plena adolescencia se confirmó en la fe, sin creer en nada y por inercia social, con su gran amigo Pablo y la chica de sus sueños. Más tarde se casó en la iglesia de su pueblo con honores, emocionado y feliz, viendo a su madre radiante y orgullosa. Después de un desgraciado accidente llegó moribundo a la cama de un hospital y, a petición de su madre, recibió los santos óleos por el Padre Miguel. Tuvo un sepelio evidentemente religioso y una vez cerrado el nicho en el cementerio municipal, todos los que acompañaron su féretro rezaron al unísono un “Padre Nuestro”. Entonces Pedro abrió los ojos. Se dio cuenta de dónde estaba y gritó. Gritó tanto que los que allí se encontraban lo oyeron y, prestos, derribaron el nicho y abrieron el ataúd. Allí estaba Pedro, con los ojos abiertos, el pecho inflado, la venas del cuello palpitantes, la frente sudorosa. Se incorporó y ante las caras de asombro de sus allegados y algún que otro desmayo pronunció:

-       ¡Qué no me he confesado!

El Padre Miguel pidió a todos que salieran de allí, que los dejaran a solas. Se acercó a él, le marcó la frente con la señal de la santa cruz con la yema de su dedo pulgar, y le dijo:
-       Ave María Purísima

Cuando hubieron terminado Pedro murió de nuevo, esta vez sí, con su conciencia tranquila.
Ahora Pedro es San Pedro, Patrón de su pueblo. Su casa, la de su madre, donde él se crió, recibe cada año a varios miles de fieles peregrinos; y una imagen suya, tallada en madera de cerezo, recorre cada mes de Mayo, en procesión, las calles adoquinadas de su pueblo querido.

Dicen que Pedro ve todo lo que hacen en su honor desde lo alto del cielo, asomado en una nube y un poco desconcertado. También dicen que Pedro sigue sin creer en Dios ni en la iglesia.

Amén.

4 comentarios:

coblambe Beblan dijo...

Pobre Pedro,sin ser consciente hizo leyenda y dio de comer a su pueblo.
Me ha gustado mucho.

Jesus Dominguez dijo...

Gracias por visitar mi espacio y comentar. Pasaré por el tuyo.

Un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Lao sufrio un fuerte accidente en su blog su hija lo explica
Cariños

Aliexpress telefono dijo...

Me encanta el blog!
Felicitaciones por cada publicacion!!
Es genial ser parte!
besos