sábado, 26 de abril de 2008

CICATRICES


Una madre disfruta observando
como su hija, de apenas 6 años,
está dibujando.

-¿Qué pintas?

- El barrio

Cianes, azules y nubes blancas;
rey amarillo y árboles verdes;
de todos los colores las casas;
caminos de ocres y naranjas.

-¡Qué bonito te ha quedado!

-Espera, no he terminado…

Agarra la hoja manchada
Hace con ella una bola,
deshace la esfera arañada.

-Ahora.

Bagdag,
cualquier día de Mayo de 2003.

martes, 15 de abril de 2008

ESAS TIERRAS MÍAS


Esas tierras mías, esas que tanto me esconden, no tienen árboles, ni charcos, ni nada. Esas tierras mías son cálidas y luminosas y no tienen camino que lleve a alguna parte. No tienen ríos que arrastren olvidos ni allí sopla el viento ni existe tu aroma. No llueve nunca, no anochece, son tierras infinitas y están lejos de toda tierra conocida. No hay vida en ellas, no existe la burla pero tampoco el lamento, no hay nubes ni historia, no hay huellas ni pavura. Cuando camino por ellas nunca tropiezo, son dúctiles y serenas, y todo obstáculo se desmorona con solo darle la espalda. No hay colores en mis tierras y así sé de qué color es todo. No hay engaños ni ojos, así que todo es verdad.
Sé que en tu mundo hay campos de cremas que tienen su primavera, su cielo azul de verano, sé que hay pájaros que cantan y lluvia que no envenena. Sé que en tus tierras verdes, rojas y amarillas se siembran sueños para el estío, hay grillos que afinan de noche y florestas que alivian la sombra. Sé que aquellos frutos no expiran, que tienen todos los sabores y fluyen como el agua cuando baja por el monte. Sé que hay piedras de la suerte y animales que dialogan, y viento que sopla tan grácil que incluso manda a callar. Lo sé porque llegó a mis oídos el llanto de un hombre que dijo ser desterrado.
Puede que en mis tierras no se muevan los colores y el regocijo brille por su ausencia, pero sé que no hay exilio ni guerras, ni insultos ni treguas, ni pasmo ni magia. No, allí no hace falta. Allí solo se oye mi voz y todo se mueve despacio. Todo excepto yo, Porque yo, estando en mis tierras, siempre he viajado veloz buscándote en ellas.

domingo, 6 de abril de 2008

POR LO RECIENTE DE TI

( Permítanme recuperar esta entrada de Septiembre 2007)

Apenas sostenido por lo reciente de ti,
sumido en la distancia imperturbable de tu adiós,
me asomo y casi pierdo el equilibrio
de todo lo que es ya renuncia y lejanía

Tal vez hemos quemado demasiado las hojas
en las que un día escribimos las promesas.
Tal vez era verdad lo de las tardes tan rojas
que ardían y teñían el cielo de negro.

Quisiera dar un paso de menos hacia el día
en que te diste cuenta y callaste,
en el que ojeaste y se te empañó la vida
y entonces resignarme y sin duda abandonarte

Dejarte sola allí mismo para siempre,
después de nada y antes de todo lo nuestro,
sola para siempre sin mi nombre y sin mi olvido
y yo queriendo entonces encontrarte de nuevo.